La gira de estudios es un viaje que los alumnos recordarán toda la vida. Y para que no se arruine por detalles ni sorpresas de último momento, al organizarla debes conocer y exigir tus derechos al contratar una empresa que preste el servicio.

Tienes derecho a que te informen sobre todas las características relevantes del viaje y a que se cumplan las condiciones publicitadas. Es decir, los padres y apoderados tienen derecho a conocer anticipadamente los términos y condiciones en que se desarrollará la gira. El organizador debe informar los destinos y lugares de la gira, duración del viaje e itinerario detallado, la forma de transporte -con indicación de las características técnicas relevantes del medio que se utilizará-, tipo de alojamiento (forma, ubicación, categoría del Hotel), características de pensión (media, completa, desayuno), prestación de otros servicios como tours, excursiones y visitas, precio del tour y forma de pago.

Además, la empresa -o prestador del servicio-, debe proporcionar cualquier otra información necesaria sobre las características del viaje, tales como información general sobre pasaportes, visados y formalidades sanitarias, seguros comprometidos, restricciones relevantes como número mínimo de participantes, fechas entre las que es válido el programa, entre otras. Es importante recibir los datos personales del guía, conductores (clase de licencia, horas de servicio) y de los acompañantes, con descripción de sus responsabilidades y funciones, datos del organizador como nombre y dirección, y de sus representantes legales. Toda esta información obliga al organizador a responder ante cualquier incumplimiento de las condiciones ofrecidas.

También tienes el derecho y el deber de formalizar las condiciones del viaje de estudios a través de un contrato por escrito, en el que deben figurar claramente los derechos y obligaciones que asumen, por una parte, los padres y apoderados, y por otra el proveedor de los servicios correspondientes. Los contratos deben incorporar todas las cláusulas y aspectos convenidos anticipadamente, quedando una copia en poder de cada parte. Asimismo, debes asegurarte de que los términos del contrato estén redactados de forma clara antes de firmar.

En lo que respecta al transporte, al contratar un bus tienes derecho a supervisar
el cumplimiento de las condiciones de transporte:

1. Establecer en el contrato escrito quien es el responsable de la conducción y cómo se asumen eventuales problemas.
2. Exigir que el conductor tenga licencia profesional y que el bus posea revisión técnica, permiso de circulación y seguro obligatorio al día.
3. Revisar el estado de neumáticos, luces y parabrisas. Si el viaje dura más de cinco horas el bus debe contar con dos conductores.
4. El vehículo debe tener un certificado de “servicio especial” visado por la Seremi de Transportes, que puede ser exigido por Carabineros.
5. Si los padres contratan un bus para salir del país, éste no puede tener más de 15 años de antigüedad y debe contar con un seguro internacional que será requerido en la aduana.

También debes saber que, como usuario de un servicio de transportes, tienes derecho a denunciar a Sernac o a los Juzgados de Policía Local competentes, la mala calidad de los servicios contratados. Es fundamental recalcar que por cada derecho hay un deber correlativo, y que, en general, el cumplimiento de las condiciones ofrecidas de la seguridad en el viaje y la satisfacción respecto de las expectativas que genera una gira de estudios, depende en gran medida de la preocupación y cercanía de los padres y apoderados.

Importante: se puede solicitar con siete días de anticipación una fiscalización al bus en que se realizará la gira de estudios, ingresando los antecedentes si el transporte sale de una zona urbana, y diez días hábiles si es de una zona rural.

El formulario lo podrás encontrar en este link: http://www.fiscalizacion.cl/solicitud-de-fiscalizacion-a-giras-de-estudio-y-paseos-de-fin-de-ano/

Facebook Comments