Transantiago: Defensores y detractores desmenuzan el plan de transporte capitalino

Foto: Veoverde.cl

Las críticas al sistema de locomoción colectiva de Santiago desde su implementación en 2005 no se detienen, sin embargo existen defensores que ven en él grandes avances y lo proyectan como un plan exitoso hacia el futuro.

Las principales críticas al Transantiago vienen desde los propios usuarios, quienes antes de fijarse en su fórmula de financiamiento y el debate político sobre el tema, evalúan la calidad del servicio que reciben y ahí la opinión es tajante; las micros demoran más en pasar, los traslados se hacen en mayor tiempo que con el sistema anterior, la tarifa es elevada, la comodidad de los buses no responde al costo del pasaje y  las zonas periféricas han quedado aisladas producto de una cobertura incapaz de satisfacer la demanda.

Andrés Gómez-Lobo, especialista en transporte de la Universidad de Chile, sostiene que en el sistema antiguo “los buses, contaminantes y en mal estado, competían por los pasajeros, lo que generaba problemas de salud pública. Moría una persona cada tres días atropellada por alguna micro (…) Los buses tenían cientos de dueños difíciles de identificar. Entonces se pasó a un sistema con empresas formales que se hicieron cargo de la operación del servicio, y que inscribieron a los choferes”, explicó el ingeniero.

El cambio estructural que significó el Transantiago logró descongestionar vías principales de la capital, evitando que todos los recorridos transiten por el centro y habilitando pistas exclusivas para una flota con buses modernos menos contaminantes.

“Se creó un sistema integrado tarifariamente, que permitió tomar el metro y un bus, o dos buses, sin pagar tarifa doble. La idea era que hubiera muchos trasbordos entre una línea y otra para reducir la cantidad de buses y hacer más racionales los recorridos, ya que antes todos iban de una punta a otra de la ciudad, generando una gran congestión en el centro”, añadió Gómez-Lobos.

Independiente del factor financiero, que según el especialista de la U. de Chile no contempló incentivos económicos para que los operadores sacaran más buses a la calle en un primer momento, ni el subsidio que actualmente recibe el sistema, el Transantiago redujo la contaminación, los accidentes y ordenó el tránsito. “Se mejoró la movilidad de los pasajeros, sobre todo porque los trasbordos aumentaron el uso del Metro, que pasó de transportar 1,2 a 2,2 millones de personas”, comentó el ingeniero a Infobae América.

El economista Arturo Orellana en tanto, evaluó el plan de transporte capitalino con un prisma crítico. Asegura que muchos pasajeros prefieren el sistema anterior principalmente porque era más rápido. “El Transantiago mejoró, pero está lejos de haber resuelto los tiempos de espera. Es discriminativo y a la gente de escasos recursos le empeoró la calidad de vida, porque tarda más que antes en llegar a su casa”.

Por otra parte, Eduardo Giesen, Ingeniero de la U. de Chile ya en 2006 criticó la nula participación de la ciudadanía en la implementación y creación de mejoras al sistema, así lo reflejó un informe publicado por la Cepal donde se recomienda incluir Comités Ciudadanos de Transantiago, con representantes de organizaciones sociales, gremiales y no gubernamentales.

Además, el informe propone realizar un diálogo transparente y constructivo con representantes de grupos sociales afectados o discriminados y de crear vínculos intersectoriales estables con otros ámbitos de políticas de desarrollo urbano.

Transantiago sin duda cambió de raíz la forma de moverse por la capital. Entre la discusión política y las constantes modificaciones, los usuarios continúan insatisfechos con el sistema y lo evalúan mal. Los principales motivos de la reprobación son la frecuencia con que operan los buses, que los servicios no respetan las paradas establecidas, y que se trata de un sistema lento, incómodo y caro frente al servicio que reciben.

Fuentes:

Infobae América

Cepal

Collect-GfK

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *