Jorge Seleme: “Los usuarios tienen derecho a informarse y a recibir una educación para el consumo”

“Los usuarios y los consumidores en general, no conocen sus derechos porque no existe la red de información adecuada para que el usuario logre empoderarse de esta información y poder ejercer un rol más responsable”.

Jorge Seleme Zapata, presidente de la Asociación Nacional de Consumidores Accidentados del Tránsito (Ascodat), y actual coordinador regional de Arica Parinacota del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama), analizó los resultados de la Primera Encuesta Ascodat sobre el nivel de conocimiento de los usuarios de buses interurbanos de sus derechos y deberes.

Según el dirigente, el desconocimiento que los usuarios tienen en general de sus derechos se debe principalmente a la escasa difusión de estos y a la inexistencia de una red de información, sin embargo destacó el trabajo y rol de las asociaciones de consumidores.

De paso, el ex presidente de la Confederación Nacional de Uniones Comunales de Juntas de Vecinos de Chile (Confuch), criticó a las grandes empresas de buses por el servicio que entregan a sus pasajeros.

Según los resultados de la Primera Encuesta Ascodat, los usuarios de buses interregionales a la hora de comprar pasajes prefieren el precio antes que  la seguridad en su viaje ¿Qué opina al respecto?

No es una realidad que me sorprenda, muchos años llevo en el trabajo con los consumidores y usuarios del transporte, por lo que claramente tenía una idea de cuáles serían los resultados del estudio. Lamentablemente los usuarios deben cuidar una economía dentro de sus hogares, y el preferir el precio más bajo sin pensar en la seguridad del servicio en que deposita su confianza, sólo responde a la escases de los ingresos. Creo que si se contara con los recursos suficientes para tomar una decisión más profunda, los usuarios no dudarían en proteger su seguridad por sobre todo. El problema de fondo no radica en esta decisión de compra, sino en que se permita en el sistema servicios de mala calidad que ponen en riesgo a los usuarios.

¿Por qué cree que la gente en su gran mayoría no conoce sus derechos como consumidor?

Por la falta de difusión en radios y prensa escrita indicando las facultades que tiene las asociaciones de consumidores. Esta información debiera estar en todos los medios de comunicación, ya que su función no es sólo entretener, también lo es educar e informar.

Es muy difícil, tal como se desprende del estudio, que los consumidores busquen la información sobre algo que no conocen, llegando a ella, sólo por azar. Eso no puede seguir así, los usuarios tienen derecho a informarse y a recibir una educación para el consumo y eso no está siendo así. Los usuarios y los consumidores en general no conocen sus derechos porque no existe la red de información adecuada para que el usuario logre empoderarse de esta información y poder ejercer un rol más responsable.

¿Qué falta para que los ciudadanos se interesen en conocer y exigir sus derechos?

Las asociaciones de consumidores deben convocar a charlas, seminarios y capacitación previa presentación de proyectos. Es importante el desarrollo de la vinculación de todos los ámbitos de la sociedad por lograr un fin, uniendo la labor educativa de universidades y colegios con el de las organizaciones de consumidores. Llevamos el trabajo por buen camino, ya que ambas instancias fusionadas tienen las herramientas para aspirar realmente a un consumidor y usuario consiente de la importancia de su rol y responsable en el ejercicio de sus deberes y derechos.

¿Ud. cree que las empresas de transporte de pasajeros en general, y los buses interregionales en particular, han demostrado voluntad en cumplir con los requerimientos legales relacionados a los derechos de los consumidores?

En forma especial los buses rurales se preocupan más, ya que su trato es más directo con los usuarios, más personalizado y quizá guiado por una confianza o familiaridad que dan la cercanía y el trato cotidiano. Pero en general, las grandes líneas de buses no han hecho más que apegarse a la normativa en forma relativa, sin hacer los esfuerzos necesarios para cambiar realmente la situación actual de desprotección y mala calidad del servicio.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *