Derechos y Deberes

Derechos y Deberes

Todos, sin excepción, contamos con derechos y deberes como consumidores. Los usuarios del transporte en particular son protegidos por la Ley 19.496 de Protección al Consumidor y la Ley del Tránsito, que regulan todas las condiciones del servicio de transporte y las facultades con las que contamos, entregando las especificaciones que nos permitirán cumplir en forma responsable nuestro rol a la hora de viajar.

La Ley del Consumidor orienta sobre los actos de consumo que realizamos cotidianamente, regula el accionar de las empresas para que satisfagan las necesidades de los usuarios sin abusos, y en general, crea un marco que detalla las condiciones en las que debemos realizar todas nuestras compras y contrataciones en el comercio establecido.

Nuestros derechos y deberes como consumidores, pueden resumir básicamente como:

Derechos

– Elegir libremente un determinado bien o servicio.

– Acceder a una información veraz y oportuna.

– No ser discriminado arbitrariamente por parte de los proveedores de bienes y/o servicios.

– La seguridad en el consumo de bienes o servicios.

– La reparación o indemnización ante abusos o violaciones a nuestros derechos.

– Derecho a la educación para un consumo responsable.

– Derecho a la garantía.

Deberes

– Realizar compras y contrataciones sólo con el comercio establecido.

– Leer detalladamente los contratos o condiciones de compra antes de tomar una decisión de consumo.

– Tomar sus decisiones de compra en forma libre e informada.

– Exigir el cumplimiento de la publicidad u ofertas realizadas por el proveedor.

– Rechazar cobros por bienes o servicios que no hayan sido aceptados expresamente.

– Solicitar la indemnización o reparación por los daños materiales y morales derivados de actos de consumo y de acuerdo a los medios que indica la Ley.

– Adoptar las medidas necesarias para evitar riesgos derivados del uso o consumo de bienes o servicios.

Todos los derechos y deberes de los consumidores, y el contenido total de la Ley de Protección al Consumidor son irrenunciables.

Los usuarios del transporte terrestre tienen derecho a:

– Ser informados sobre todas las características del servicio previo a la compra del pasaje; tales como el precio, itinerario, frecuencia y tipo de bus.

– Que la empresa se haga responsable de su seguridad y que los buses cuenten con el dispositivo de velocidad a bordo.

– Obtener indemnizaciones por incumplimiento de servicios.

– Que la empresa respete las horas de descanso de los conductores y que cuente con máquinas en óptimas condiciones.

La empresa debe asegurar que:

– El pasajero llegará a destino.

– Devolverá el valor del pasaje en caso de quedar a medio camino y que proveerá de alimentación y estadía cuando se suspenda un viaje.

– Devolverá el 85% del valor del pasaje cuando el pasajero anule su compra hasta 4 horas antes del viaje.

Sobre el equipaje, el pasajero tiene derecho a llevar hasta 30 Kg, siempre que éste no exceda los 180 decímetros cúbicos.

– Exigir el pago de la empresa hasta de 5 UTM si se daña o pierde.

– Exigir la declaración de su contenido, y en caso de daño o extravío, solicitar el valor total.

– Que la empresa se haga responsable por el trasladado en el portamaletas, no así el de la parrilla interior del bus (salvo en situaciones atribuibles a la empresa).

Los pasajeros también tienen deberes…

– Debe planificar su viaje y comprar pasajes sólo en empresas establecidas.

– Exigir el comprobante de equipaje y cuidar el que lleva a bordo, el cual sube bajo su responsabilidad.

– Es deber del pasajero exigir al conductor que baje la velocidad cuando el dispositivo esté encendido.

– Debe cuidar y mantener en buen estado las máquinas, hacer buen uso del baño y respetar normas como no fumar ni beber alcohol a bordo.